• ETAPAS DEL SISTEMA:

 

1.- Plantación:

 

  • Promover el establecimiento de un fuerte sistema de raíces durante la primera temporada de crecimiento.
  • Utilizar técnicas de activación de yemas para estimular la formación de brotes laterales.

2.- Desarrollo del sistema:

 

  • No recorte la planta
  • Quite todas las ramas laterales, recortándolas hasta la yema vegetativa basal (la yema inferior) (Figura Nº 2).
  • Quite cualquier yema debajo de
40 cm. sobre el nivel del suelo (se las puede quitar frotando) (Figura Nº 2).
  • Retenga la yema sana superior, es decir, aquélla que está más cerca del terminal del eje central; quite las próximas cinco o seis yemas.
  • Escoja una yema a cada 10 o 12 cm. a lo largo del eje
(Figura Nº 3). Escoja aquellas yemas con el potencial de formar una espiral continua de brotes alrededor del eje.
  • Active las yemas seleccionadas para que formen nuevos brotes. Aplique Promalina, haga una incisión encima de cada yema escogida o quite las demás yemas.
  • Durante la primera temporada de crecimiento, se deben formar entre 8 y 12 brotes laterales bien distribuidos a lo largo del eje.
  • Cuanto más grande sea el número de brotes laterales activados durante el primer año, mayor será la probabilidad de que el vigor de estos brotes será equilibrado y moderado.

2.- Primera temporada de crecimiento:

  • Desarrollar al menos el 65 por ciento de la altura al del eje.
  • Desarrollar al menos 10 ramas laterales bien distribuidas.
El vigor de estas ramas debe ser medio y más o menos homogéneo. Durante el segundo año, se producirá fruto en la base de estas ramas. Durante el tercer año, se formarán espolones fructíferos en las mismas ramas.

 

 

2.1.- Desarrollo del sistema:

  • Cuando los brotes alcancen 10 a 12 cm. de largo, se puede abrir el ángulo de inserción de aquéllos que crecen en vertical. Sujete una pinza al tronco, justo encima de los brotes, con un ángulo de 90 grados (Figura Nº4 ).
  • Se puede quitar las pinzas después de dos o tres semanas. De ser necesario, vuelva a sujetarlas justo detrás de la punta de los brotes para impedir que los brotes vuelvan a crecer en vertical.

3.- Primer reposo invernal:

  • Utilizar técnicas de activación de yemas para volver a estimular la formación de brotes laterales en el eje.
  • Estimular la formación de brotes laterales secundarios y comenzar a manejar la capacidad de producción futura

3.1.- Desarrollo del sistema:

  • Si no se desarrollaron por lo menos seis ramas laterales durante el primer año, se debe reiniciar todos los brotes laterales, recortándolos hasta la yema vegetativa basal (la yema inferior).
  • Si se desarrollaron por lo menos seis ramas laterales durante el primer año, recórtelas, de ser posible justo encima de dos yemas con orientación lateral. Quite entre el 15 y el 25 por ciento de la longitud (menos para los brotes débiles, más para los brotes fuertes) (Figura Nº 5).
  • Cada brote que se formó durante el primer año debe formar espolones florales durante el tercer año. Por eso, el recorte de ramas laterales es una estrategia no sólo para llenar el dosel, sino también para comenzar a desarrollar una carga frutal equilibrada (equilibrio entre follaje y fruto) para el tercer año en adelante.
  • Para eliminar, seleccionar y activar las yemas en la parte nueva del eje (la parte que creció durante el primer año), siga los pasos delineados anteriormente para el tratamiento del plantón durante el primer año.
  • En la segunda temporada de crecimiento, se deben formar entre 8 y 12 nuevos brotes laterales bien distribuidos a lo largo de la parte del eje que creció durante el primer año. Además, cada uno de los brotes laterales del primer año debe producir dos nuevos brotes laterales.
  • Si el terminal del eje creció demasiado durante el primer año (p. ej., 1 mt. o más), recórtelo antes de efectuar el desyeme y la activación de yemas. Deje entre 1 mt. de crecimiento nuevo.

4.- Segunda temporada de crecimiento:

  • Primera producción de fruto, tanto en los espolones del eje como en las yemas orales a la base de los brotes.
  • Desarrollar al menos el 90 por ciento de la altura al del eje.
  • Volver a desarrollar entre 8 y
12 ramas laterales primarias bien distribuidas y de vigor medio. Durante el tercer año,
se producirá fruto en la base de estas ramas. Durante el cuarto año, se formarán espolones fructíferos en las mismas ramas.
  • Desarrollar entre 15 y 20 ramas laterales secundarias bien distribuidas y de vigor medio y más o menos homogéneo. Estas ramas deben llenar al menos 
el 65 por ciento del espacio asignado a cada árbol.

4.1.- Desarrollo del sistema:

  • La técnica empleada anteriormente para desarrollar buenos ángulos de inserción
(el uso de pinzas) se debe repetir con los nuevos brotes laterales que salen del eje durante el segundo año (Figura Nº 6).
  • Sobre portainjertos precoces, a menudo se producen algunos frutos durante el segundo año. Este fruto se produce en dos sitios: los espolones en la parte original del eje del plantón y los sitios orales a la base de los brotes del año anterior (producción sin espolones).

5.- Segundo reposo invernal en adelante:

  • Estimular la formación de brotes laterales secundarios/terciarios y manejar la capacidad de producción futura.
  • Mantener buena distribución de luz mediante el aclareo de ramas laterales, según sea necesario.
  • Comenzar la renovación de ramas fructíferas durante el quinto año

 

5.1.- Desarrollo del sistema:

 

  • La selección y activación de yemas en el eje debe continuar hasta que el árbol alcance su altura al (generalmente en el tercer año como máximo).
  • Vuelva a recortar la mayoría de los brotes laterales. Quite entre el 15 y el 25 por ciento de la longitud del crecimiento del año anterior (Figura Nº 7).
  • Para mantener buena distribución de luz en todos los sitios fructíferos, se debe quitar los brotes superpuestos, débiles o colgantes. También se debe quitar los chupones verticales (Figura Nº 8).
  • Para mantener la forma cónica (como árbol de Navidad), se puede mantener las ramas inferiores más largas que aquéllas que crecen en la parte central del árbol o en la copa.                           

6.- Tercera Etapa en adelante:

  • Durante el tercer año, primera cosecha comercial (en los sitios fructíferos de los espolones y a la base de los brotes).
  • Lograr el 100 por ciento de la altura al del eje durante el tercer año. Las ramas terciarias más bajas deben llenar el 100 por ciento del espacio asignado a cada árbol.
  • Seguir llenando el área fructífera del dosel con ramas secundarias y terciarias durante el tercer y cuarto año

6.1.- Desarrollo del sistema:

  • Una vez que el eje haya alcanzado su altura al, recórtelo hasta un brote lateral relativamente débil, justo debajo de la altura al deseada (Figura Nº 9). Para minimizar el recrecimiento, se puede efectuar esta poda entre cuatro y seis semanas después de la brotación o a mediados de verano (después de la cosecha).
  • Cuando las ramas fructíferas alcancen cinco o seis años de edad, recorte las dos o tres más grandes para estimular la producción de nuevas ramas fructíferas. Córtelas hasta un brote débil, espolón o yema (si las hay) en la base de la rama, o hasta un tocón de aproximadamente 20 cm. de largo, medido desde la unión de la rama con el eje (Figuras Nº 10– 11).

 

Resumen:

El sistema TSA produce árboles relativamente compactos que no precisan soporte. Los árboles entran rápidamente en producción y producen grandes cantidades de fruto de alta calidad. Se puede efectuar la mayoría de la cosecha desde el suelo.