Sistemas de conducción

Consiste en un sistema para producir fruta de manera precoz, de alta calidad y elevados volúmenes. Considera un elevado número de plantas por hectárea, lo que obliga a un permanente control del vigor. Se recomienda usar sólo portainjertos,  semienanizantes o enanizantes. Su arquitectura favorece la sistematización de la poda y formación. Además, facilita el ajuste y regulación de carga, lo que favorece el calibre de la fruta.

Es el sistema peatonal por excelencia, 2/3 del árbol se cosechan desde el suelo sin necesidad de usar escaleras. La formación de su estructura es totalmente sistematizada. Sin embargo, las variadas respuestas fisiológicas a un mismo manejo indican que es necesario ajustar de mejor forma la combinación variedad portainjerto y las fechas de poda.

La comprensión y ejecución de esta labor pareciera no ser tan simple como se pensó en un comienzo. No obstante, la experiencia obtenida en estas 8 temporadas nos ha permitido entender y ver las soluciones a resultados no deseados.

Tecnología desarrollada por el investigador Matthew Whiting, Doctor de la Universidad de Washington State. Es un sistema que busca producciones elevadas, precoces y eficientes en un muro frutal, con una arquitectura que favorece la sistematización de la poda y formación de los árboles. Además, facilita la incorporación de poda y cosecha mecánica.

Una tecnología derivada del sistema anterior es el UFO – V, el cual con sus dos muros inclinados ha permitido, junto a la precocidad, diluir el vigor del UFO cuando es formado sobre portainjertos semivigorosos, aumentando la superficie productiva y potenciando las producciones por sobre todos los nuevos sistemas en estudio.

Más Información 

La forma del árbol bajo el sistema Tall Spindle Axe (TSA) está basada sobre el hábito de crecimiento natural del cerezo dulce en el bosque, el cual se caracteriza por el desarrollo de un eje central. Sin embargo, el TSA modifica el hábito de ramificación natural. En lugar de pisos anuales de cuatro o cinco ramas laterales fuertes, hay una espiral continua de ramas laterales de vigor medio. La meta es formar 10 o más ramas cada año durante el periodo de desarrollo de la planta, con el fin de formar un árbol cónico parecido a un árbol de Navidad.

El B-Axes, al igual que el TSA, también deriva del SSA. Ambos sistemas persiguen disminuir el número de plantas por hectárea.

Si bien el costo inicial de estos sistemas es más bajo que el de uno tradicional, la precocidad como el potencial productivo no debieran verse afectados, debido a que las yemas son seleccionadas e impulsadas al brote con reguladores de crecimiento.

Manejo Sustentable