Tecnología desarrollada por el productor Kym Green en Australia y modificado en EEUU por el investigador Lynn Long de la Universidad de Oregon. Es el sistema peatonal por excelencia, 2/3 del árbol se cosechan desde el suelo sin necesidad de usar escaleras. La formación de su estructura es totalmente sistematizada. Sin embargo, las variadas respuestas fisiológicas a un mismo manejo indican que es necesario ajustar de mejor forma la combinación variedad portainjerto y las fechas de poda.

La comprensión y ejecución de esta labor pareciera no ser tan simple como se pensó en un comienzo. No obstante, la experiencia obtenida en estas 8 temporadas nos ha permitido entender y ver las soluciones a resultados no deseados.
Promueve la producción de fruta de alta calidad y elevadas producciones. No requiere estructura de soporte. Las etapas críticas son altura de rebaje al momento de plantar, momento del segundo y tercer rebaje, número de unidades productivas definitivas, control del vigor, altura y poda de renovación.

El aporte concreto de esta tecnología a la productividad y reducción de costos se basa en ser un sistema por definición peatonal, lo que permite un alto rendimiento de cosecha por persona,  reduciendo en a lo menos un 20 %  el costo por kilo cosechado de fruta al compararlo con un sistema de Eje Tradicional.
Es posible cosechar el 100% de su fruta sin la necesidad del uso de escaleras. Si bien su precocidad es menor que los sistemas UFO y SSA, la primera producción de fruta es normalmente al tercer año. Su formación precisa y sistematizada  permite reducir las jornadas hombre empleadas en esta labor con una clara reducción de los costos de  producción.

Se recomienda el uso de portainjertos semi-vigorosos a vigorosos en combinación con variedades que se caractericen por producir su fruta principalmente en dardos. Es el sistema de menor inversión inicial y costos acumulados al 5º años